Archivo | abril, 2012
Minientrada

Schengen es un símbolo irrenunciable de nuestra Unión Europea

21 Abr

Schengen es un símbolo irrenunciable de nuestra Unión Europea

El espacio Schengen garantiza la igualdad, seguridad, comunicación, cooperación y, en definitiva, la libertad entre los ciudadanos europeos que buscaban los padres de la Unión Europea en los inicios del proyecto. El espacio Schengen da a los ciudadanos comunitarios el poder de desplazarse libremente entre los países que forman el espacio común y por ello constituye uno de los símbolos irrenunciables de nuestra Unión Europea.

Desde More Europe rechazamos la propuesta del eje Merkozy (Merkel y Sarkozy) de desmantelar Schengen y reinstaurar las fronteras internas, ya puesto en marcha por Dinamarca y cuyos pasos quiere seguir Suiza.

Por ello, animamos a los ciudadanos europeos a movilizarse para salvar nuestra Unión Europea antes que la voracidad electoral de determinados políticos acabe con ella y también les pedimos que se sumen a las acciones que realizaremos en su defensa.

La Iniciativa Ciudadana Europea

1 Abr

Hoy 1 de abril entra en vigor la decisión más innovadora, democratizadora y seguramente necesaria de la Unión Europea: La Iniciativa Ciudadana Europea (ICE).

La ICE, una de las novedades más esperadas del Tratado de Lisboa, permitirá que un millón de ciudadanos de siete Estados miembros soliciten a la Comisión Europea que legisle sobre un asunto que sea de su interés. La andadura de estas iniciativas comenzará con un grupo mínimo de siete ciudadanos de siete Estados miembros diferentes que presentarán su propuesta a la Comisión Europea, quien tras analizarla les ofrecerá las herramientas para conseguir las firmas necesarias.  De este modo la participación ciudadana en la creación de una Unión Europea más poderosa se hace realidad.

Desde More Europe consideramos que, potenciar la democracia participativa en Europa con medidas como la ICE dando a los ciudadanos la posibilidad de colaborar directamente en la toma de decisiones, es esencial para aumentar el sentimiento de pertenencia de los europeos y la ciudadanía europea.

Nos alegra especialmente que, entre tanta información negativa centrada en cuestiones económicas y llamadas de austeridad, entre en funcionamiento una medida como esta.

Ahora solo nos queda esperar que la información sobre la ICE llegue adecuadamente a todos los ciudadanos de los 27 Estados miembros a los que les pueda interesar.