¿Por qué debemos tener una Reserva Federal Europea?

7 Ago

Artículo de Tomás Bernardo, miembro de la Plataforma More Europe:

Hace unas semanas escuchábamos como el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, declaraba que: ”El BCE no está para resolver los problemas financieros de los Estados”. Muchos nos quedamos pensando: ¿entonces para qué sirve el BCE?
 
El BCE está sólo para mantener la estabilidad de precios en la zona euro, es decir, para mantener la inflación en niveles bajos, al contrario que otros organismos similares, como la Reserva Federal de los Estados Unidos, que pueden intervenir directamente en la economía de su Estado al poder comprar instrumentos financieros, pudiendo así poner más dinero en circulación en su país.
 
El BCE utiliza un método en el que hay alrededor de 1500 bancos privados pueden pujar por contratos a corto plazo que van desde las dos semanas a los tres meses de duración. Al contrario que en la Reserva Federal de Estados Unidos en el que la liquidez se presenta a la economía a través de la compra de bonos del Tesoro por parte del Banco de la Reserva Federal.
 
Esto supone que en el sistema del BCE, los bancos tienen que pedir prestado dinero en efectivo y deben devolverlo, mientras que esto no sucede con el sistema de la Reserva Federal de Estados Unidos.
 
El sistema de Reserva Federal permite además la intervención a gran escala de la banca en todos los estados miembros sin tener que pagar intereses a cambio.
 
Por si esto fuera poco, en la Unión Europea, la mayoría de bancos centrales nacionales prefieren mover activos débiles en sus balances con algún tipo de acuerdo en cuanto al mantenimiento de la deuda. Esta tendencia nacionalista de los bancos centrales europeos  ha llevado a que los países miembros más débiles deban dedicar parte de sus ingresos a garantizar la deuda y por otro lado a reducir un amplio rango de gastos que afectan a todos sus ciudadanos  para poder hacer frente a sus pagos pendientes.
 
Además el BCE,  aunque se rige directamente por la legislación de la Unión Europea, no esta sujeto a la regulación de ninguna institución europea.
 
Está claro que, viendo el ejemplo norteamericano, convertir al BCE en una Reserva Federal Europea llegaría a solucionar problemas económicos de una forma mejor, más profunda y transparente. Crearía una economía más fuerte en Europa que permitiría la eliminación de las medidas de recortes actuales y  así poder realizar, por fin, una política totalmente europea de asistencia social y de creación de empleo, que nos haga salir de la crisis a todos los ciudadanos europeos por igual.
 
Éstas medidas deberían aplicarse en todos los estados de la Unión y serían las siguientes: Programas de creación de empleo; Subida de impuestos al Patrimonio y las grandes fortunas; políticas de armonización social; fusión de empresas y bancos de distintas nacionalidades al amparo de la Unión Europea (para salvaguardar los intereses de las clases sociales más débiles); Todos los bancos de la Unión deberían hacer un examen de solvencia bajo el control del Banco Central Europeo y cerrar aquellos que no pasaran la prueba; A toda persona que guarde una importante cantidad de oro, las leyes europeas deberían obligarlo a cambiarlo en Euros; Renegociación de las hipotecas de la gente que esté a punto de perder su vivienda; Programas de grandes obras públicas como autopistas y ferrocarriles de alta velocidad transeuropeos.
 
Con todo lo dicho, mi intención es exponer que, en mi opinión y la de muchos, la política de recortes llevada a cabo por la Unión Europea es un gran error, porque como dijo el gran economista John Maynard Keynes: ”El ingreso total de la sociedad está definido por la suma del consumo y la inversión; y en una situación de desempleo y capacidad productiva no utilizada, «solamente» pueden aumentarse el empleo y el ingreso total incrementando primero los gastos, sea en consumo o en inversión”.
 
Es decir, que el camino correcto que debe recorrer la Unión Europea para salir de la crisis económica es el contrario a lo que se está haciendo ahora, como por ejemplo; recortar en empleo y en inversiones públicas. Porque si los europeos no tenemos dinero y empleo, ¿Cómo vamos a consumir?, ¿Cómo vamos a mover la economía?, ¿Cómo vamos  a generar riqueza?
 
Todo lo expuesto no es ninguna utopía, estas medidas ya se realizaron con éxito en Estados Unidos durante la época que siguió a la crisis del 29, en la época del llamado ”New Deal”. Opino que a los europeos ya nos ha llegado el momento de hacer nuestro propio ”New Deal’,’  un ”New Deal Europeo’,’ que nos pueda salvar de la crisis económica. Claro que, para ello, necesitamos crear una Reserva Federal Europea que fortalezca la economía para poder llevar a cabo estos lógicos programas  para lograr salir de la crisis y crear más empleo. Pero claro, para que haya Reserva Federal, Europa debe ser un Estado Federal, esto es evidente. Si no es así, lo que podría ser la más que posible solución para nuestra crisis, se convertiría en un hermoso sueño, inalcanzable por unos absurdos prejuicios nacionalistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: